Sábado 13 de Julio de 2024

Hoy es Sábado 13 de Julio de 2024 y son las 14:48 - ALERTA URBANA ...DE LUNES A VIERNES DE 09 A 13 POR FM GUALAMBA 93.7 MHZ.- LO QUE TENES QUE SABER ESTA EN ALERTA URBANA

  • 12.4º

POLÍTICA

5 de julio de 2024

Sturzenegger desembarca en el Gabinete elogiado por Milei y en medio de chispazos con Caputo

Asumirá el Ministerio de Desregulación y Transformación del Estado.

Después de semanas de postergaciones e intrigas, Javier Milei le tomó juramento con claros elogios a su asesor en desregulación, Federico Sturzenegger, flamante ministro de Desregulación y Transformación del Estado. Fue en un acto formal en el Salón Blanco de la Casa Rosada al que asistió todo el Gabinete, incluido el ministro de Economía, Luis Caputo, pero faltó el asesor principal del Presidente, Santiago Caputo, que también había pujado para limitar las atribuciones del flamante funcionario.

El evento se confirmó sobre el filo, hoy a la mañana, después de serias dudas sobre si se realizaría con toda la pompa o se limitaría a una publicación en la Oficina del Presidente Electo. Al final ocurrió lo primero, y asistió prácticamente todo el Gabinete, excepto el poderoso consultor y la vicepresidenta, Victoria Villaruel, que en su enfrentamiento con Karina Milei raramente pisa Balcarce 50.

La ceremonia, prevista para las 18, se atrasó media hora, y transcurrió breve y formal, como se esperaba. Sin embargo, Milei se mostró especialmente de buen humor. Por caso, cuando el escribano de la jura cometió un error al mencionar el horario, el jefe de Estado bromeó: “Voy a ajustar también los relojes”. La sala rió. Después, en un gesto político, le dedicó un elogio a Sturzenegger: “Qué lujo me estoy dando”, deslizó antes de incorporar definitivamente a su “coloso” al Gabinete. Luis Caputo observaba la escena junto al resto de sus colegas, desde la primera fila.

Al terminar con el oficio, el jefe de Estado abrazó a Sturzenegger, bajó de la tarima y se aproximó inmediatamente a su ministro de Economía, que estaba apenas levantándose de su silla, para abrazarlo efusivamente y susurrarle unas palabras. Después hizo lo mismo con Diana Mondino, con Francos, y siguió saludando al resto, incluida la familia del protagonista.

Después de jurar, tomarse selfies y fotos “de familia con su equipo, Sturzenegger, que había llevado a su equipo de colaboradores, se acercó a los periodistas acreditados en la Casa Rosada que habían podido acceder por primera vez a una jura en esta administración (en las anteriores se les había prohibido registrarla). Ante los grabadores dijo que se limitaría a “clarificar” su agenda, pero no respondió preguntas. “Una de las líneas que vamos a estar trabajando es la libertad económica. Está esa famosa frase que dice que cuantas más leyes, menos Justicia. Me han pedido sacarle ese pie encima a la actividad productiva”, sostuvo. Y agregó que su próxima actividad será llevar al Congreso su ley “Hojarasca”. Por último, mencionó su rol de transformación del Estado. “Tenemos que entender que cada peso que gasta el sector público es un peso que alguien paga”, expresó antes de alejarse.

En la primera fila a la derecha, donde les tocaba ubicarse a los funcionarios, se habían sentado la hermana del Presidente, Karina Milei; justo a su lado, la canciller Diana Mondino (quizá una señal de que seguirá en su cargo después de los rumores de que estaba disconforme con su gestión); el presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem y el jefe de Gabinete, Guillermo Francos.

Sturzenegger desembarca en el Gabinete elogiado por Milei y en medio de chispazos con Caputo  

 

Después de semanas de postergaciones e intrigas, Javier Milei le tomó juramento con claros elogios a su asesor en desregulación, Federico Sturzenegger, flamante ministro de Desregulación y Transformación del Estado. Fue en un acto formal en el Salón Blanco de la Casa Rosada al que asistió todo el Gabinete, incluido el ministro de Economía, Luis Caputo, pero faltó el asesor principal del Presidente, Santiago Caputo, que también había pujado para limitar las atribuciones del flamante funcionario.

El evento se confirmó sobre el filo, hoy a la mañana, después de serias dudas sobre si se realizaría con toda la pompa o se limitaría a una publicación en la Oficina del Presidente Electo. Al final ocurrió lo primero, y asistió prácticamente todo el Gabinete, excepto el poderoso consultor y la vicepresidenta, Victoria Villaruel, que en su enfrentamiento con Karina Milei raramente pisa Balcarce 50.

La ceremonia, prevista para las 18, se atrasó media hora, y transcurrió breve y formal, como se esperaba. Sin embargo, Milei se mostró especialmente de buen humor. Por caso, cuando el escribano de la jura cometió un error al mencionar el horario, el jefe de Estado bromeó: “Voy a ajustar también los relojes”. La sala rió. Después, en un gesto político, le dedicó un elogio a Sturzenegger: “Qué lujo me estoy dando”, deslizó antes de incorporar definitivamente a su “coloso” al Gabinete. Luis Caputo observaba la escena junto al resto de sus colegas, desde la primera fila.

Al terminar con el oficio, el jefe de Estado abrazó a Sturzenegger, bajó de la tarima y se aproximó inmediatamente a su ministro de Economía, que estaba apenas levantándose de su silla, para abrazarlo efusivamente y susurrarle unas palabras. Después hizo lo mismo con Diana Mondino, con Francos, y siguió saludando al resto, incluida la familia del protagonista.

Después de jurar, tomarse selfies y fotos “de familia con su equipo, Sturzenegger, que había llevado a su equipo de colaboradores, se acercó a los periodistas acreditados en la Casa Rosada que habían podido acceder por primera vez a una jura en esta administración (en las anteriores se les había prohibido registrarla). Ante los grabadores dijo que se limitaría a “clarificar” su agenda, pero no respondió preguntas. “Una de las líneas que vamos a estar trabajando es la libertad económica. Está esa famosa frase que dice que cuantas más leyes, menos Justicia. Me han pedido sacarle ese pie encima a la actividad productiva”, sostuvo. Y agregó que su próxima actividad será llevar al Congreso su ley “Hojarasca”. Por último, mencionó su rol de transformación del Estado. “Tenemos que entender que cada peso que gasta el sector público es un peso que alguien paga”, expresó antes de alejarse.

En la primera fila a la derecha, donde les tocaba ubicarse a los funcionarios, se habían sentado la hermana del Presidente, Karina Milei; justo a su lado, la canciller Diana Mondino (quizá una señal de que seguirá en su cargo después de los rumores de que estaba disconforme con su gestión); el presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem y el jefe de Gabinete, Guillermo Francos.

COMPARTIR:

Comentarios