Sábado 18 de Mayo de 2024

Hoy es Sábado 18 de Mayo de 2024 y son las 15:59 - ALERTA URBANA ...DE LUNES A VIERNES DE 09 A 13 POR FM GUALAMBA 93.7 MHZ.- LO QUE TENES QUE SABER ESTA EN ALERTA URBANA

  • 16.4º

INTERNACIONAL

2 de mayo de 2024

Un teniente fue asesinado en Chile tras fracasar una operación para derrocar a Maduro

La Fiscalía chilena ha atado casi todos los hilos del homicidio

La Fiscalía chilena ha atado casi todos los hilos del asesinato del teniente Ronald Ojeda, con la certeza de que el crimen fue orquestado en Venezuela. Un audio del militar rebelde, extraído de su teléfono móvil y dado a conocer por Meganoticias, consolida el móvil político: Ojeda permaneció en Cúcuta, en la frontera entre Colombia y Venezuela, junto al capitán Ányelo Heredia para planificar una operación, denominada Brazalete blanco, cuyo objetivo era derrocar a Nicolás Maduro.

"Frustrante porque se hizo un trabajo bastante grande y fíjate que un pequeño error, que se está pagando bastante caro de verdad, que puso en riesgo todo. Y bueno, gracias a Dios, pude salir. Pero, coño, mi capitán (Heredia) sí fue capturado. Los fines no se cumplieron", comentó Ojeda a un amigo, todavía conmocionado. El canal colombiano Caracol averiguó que los agentes chavistas contaron en el operativo contra Heredia y Ojeda con la ayuda de la guerrilla colombiana del Ejército de Liberación Nacional (ELN), aliado de la revolución y con presencia visible en la frontera.

El teniente Ojeda, que se escapó entonces de forma milagrosa, permaneció en la frontera entre diciembre y enero y desde allí regresó a Santiago de Chile, "muy delgado y con lesiones", como aseguró su hermana Mayra Ojeda. Sabedora su familia del peligro que corría, intentaron conseguir la documentación para viajar a España, donde vive uno de sus hermanos. Ojeda, tras cinco años de gestiones, fue considerado asilado político por Chile desde finales de 2023.

Pero en la madrugada del 21 de febrero un comando de tres hombres con cascos, pasamontañas, chalecos antibalas y armados con pistolas, uno de ellos con credenciales de la policía chilena, se lo llevó de su hogar a la fuerza y semidesnudo, con el mismo procedimiento táctico que utilizan los cuerpos especiales de seguridad de la revolución bolivariana. Su hermana explicó que el teniente rebelde se dejó conducir sin oponer resistencia porque los asaltantes les amenazaron a ella, a la mujer y a los dos hijos de Ojeda.

Durante dos días, sufrió torturas y, finalmente, murió por "asfixia por tracción". Lo ahorcaron. Los asesinos introdujeron el cuerpo en una maleta con cal y lo enterraron a metro y medio bajo tierra. Después construyeron una capa de cemento encima del cadáver del militante del Movimiento por la Libertad y por la Democracia. Ojeda ya conocía las torturas de la revolución: durante meses las sufrió en el penal militar de Ramo Verde, de donde consiguió escapar con otros militares, como el teniente José Ángel Rodríguez, quien también participaba de su lucha.

"Mi hermano puso su vida en riesgo", repitió Mayra Ojeda, cuya familia se siente todavía amenazada. Han cambiado de vivienda, de colegio y de costumbres, pero creen que no basta con ello, según explicó a Meganoticias.

Las investigaciones policiales descubrieron a los tres hombres que participaron en el crimen que ha tensado al máximo las relaciones entre ambos países. Dos de ellos pertenecen al Tren de Aragua, la mafia transnacional nacida en una prisión venezolana, temida hoy por igual en Chile, Colombia, Ecuador y Perú. Al frente del comando, llegado desde Venezuela, estuvo El Gordo Ale, como le llamaban sus compinches. Militares en el exilio están convencidos de que se trata de un oficial de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim).

El jefe del comando contó con la ayuda de dos líderes del Tren de Aragua en Chile, Maikel Villegas y Walter Rodríguez, ocultos hoy en su país. El gobierno chileno ha solicitado su extradición a Caracas sin éxito hasta ahora. Además de los dos delincuentes, varios jóvenes de la banda ayudaron en la logística del crimen. Uno de ellos, menor de edad, es el único detenido hasta el momento.

Rodríguez mantuvo vínculos con la gobernación de Aragua, presidida durante años por Tareck El Aissami. El antiguo zar del petróleo y todopoderoso ex vicepresidente está hoy encarcelado, acusado de conspirar contra Maduro.

"No tenemos medios pero tenemos la capacidad moral", insistía Ojeda en los vídeos que subía a las redes sociales, entre los cuales también sumaba diálogos con el capitán Heredia.

"Mi hermano y Anyelo no tenían una pistola. No tenía dinero ni para comer", ratificó Mayra Ojeda para desmentir la acusación chavista de que ambos querían matar a Maduro y al gobernador de la fronteriza Táchira, Freddy Bernal. Ojeda trabajó en la construcción, de Uber, de repartidor y hasta vendiendo helados.

La captura y las posteriores torturas a Heredia, denunciadas por organismos de derechos humanos (apareció en silla de ruedas en unas imágenes difundidas por el gobierno), dieron paso a una purga en el seno del Ejército, que provocó la detención de una treintena de militares.

En un acto presidido por el general Vladimir Padrino López, ministro de Defensa, los militares señalados fueron obligados a desnudarse delante del alto mando militar chavista y cientos de sus compañeros. "Se encontrarán con la furia bolivariana", amenazó el hombre fuerte del Ejército chavista.

 

📻 Sintoniza Alerta Urbana, de lunes a viernes de 9 a 13 hs, por FM GUALAMBA 93.7 MHZ y a través de la página web www.fmgualamba.com.ar

 

(Compartí con nosotros tus comentarios, denuncias, fotos y videos a los 📲 WhatsApp 3624 100411).

 

Seguinos y enterate de toda la actualidad en www.alertaurbana.com.ar

COMPARTIR:

Comentarios