Domingo 21 de Abril de 2024

Hoy es Domingo 21 de Abril de 2024 y son las 18:45 - ALERTA URBANA ...DE LUNES A VIERNES DE 09 A 13 POR FM GUALAMBA 93.7 MHZ.- LO QUE TENES QUE SABER ESTA EN ALERTA URBANA

  • 30.8º

ACTUALIDAD

5 de junio de 2023

Mataron a su bebé, sospechó de la niñera, pero un perturbador detalle la condujo hacia un asesino inesperado

Pedro tenía tres meses y vivía en Río Cuarto -Córdoba- junto a sus padres y una hermanita. Murió en agosto de 2017 y la Justicia determinó que se trató de un caso del Síndrome del Bebé Sacudido. Gonzalo Gambero está acusado de homicidio calificado por el vínculo.

La tarde del 22 de agosto de 2017, un llamado interrumpió la rutina habitual de Lucrecia Piñeiro. Pensaba volver a su casa y reencontrarse con Pedro, de apenas tres meses, cuando una voz en la otra línea reclamó su presencia urgente en la guardia del Hospital de Río Cuarto. El bebé había muerto. “Mi hijo era sano y estaba súper controlado. Nunca creí que pudiera haber sido una muerte natural”, cuenta la mamá. Esa sospecha comenzó a invadirla en medio del trance, cuando todavía trataba de asimilar lo ocurrido. Entonces, una asistente social del centro de salud les informó a Lucrecia y a su expareja, Gonzalo Gambero, que Pedrito presentaba signos de violencia y que debían denunciarlo a la Policía. “Nos dijo que mi hijo tenía el ‘Síndrome del Bebé Sacudido’”, menciona Lucrecia a TN. El cuerpito del bebé no presentaba golpes externos y los diagnósticos iniciales sugerían una posible muerte súbita, lo cual fue descartado a partir de estudios que determinaron la presencia de un hematoma subdural, edema cerebral y hemorragia de retina en ambos ojos. Además del padre y la madre, una tercera persona solía pasar tiempo con el bebé: la niñera. “Al principio yo estaba totalmente shockeada. No podía pensar. Y lo primero que sospeché fue que había sido ella, porque no me entraba en la cabeza que hubiese sido el padre”. Sus sospechas fueron confirmadas seis meses después por un estudio interdisciplinario firmado por siete médicos forenses del Poder Judicial. “La junta médica determinó que mi hijo había muerto por el Síndrome del Bebé Sacudido, que las lesiones que le provocaron la muerte eran muy recientes, y que además había otros antecedentes de lo mismo”, detalla la mamá, y concluye: “El padre lo zamarreó hasta matarlo”. Seis años sin justicia Javier Di Santo, a cargo de la Fiscalía de Instrucción y Familia N° 2 de Río Cuarto, imputó entonces a Gambero por lesiones graves calificadas reiteradas y homicidio calificado por el vínculo. El acusado pasó dos meses preso, hasta que el juez Emilio Andruet, luego de considerar que no existía riesgo de fuga ni de entorpecimiento de la investigación, decidió liberarlo. Corría el año 2018 y el fiscal pidió la elevación a juicio de la causa, pero los defensores del imputado solicitaron nuevas medidas de prueba y lograron dilatar el proceso. En 2020, el caso tuvo un giro cuando el juez de Control subrogante, Mariano Correa, dictó la falta de mérito para Gambero y consideró que también debían ser investigadas la madre y la niñera de la víctima. En septiembre de 2022 llegó un segundo pedido de elevación a juicio, esta vez a cargo de Daniel Miralles, de la Fiscalía Número 4 de Turno de Río Cuarto. Llegó a la misma conclusión que Di Santo: que no se trató de un accidente, sino que el padre lo sacudió y debió representarse que eso podría provocar la muerte del pequeño. Gambero, entonces, denunció al fiscal por una presunta extorsión. “Quería que yo me presentara como (autor de homicidio) culposo, que dijera que había acontecido sin querer, para darle un cierre a la causa”, acusó. 📻Seguinos de lunes a viernes de 9 a 13 hs por FM GUALAMBA 93.7 MHZ y a través de la página web www.fmgualamba.com.ar 🗣(Compartí con nosotros tus comentarios, denuncias, fotos y videos al WhatsApp 3624100411). Seguinos y enterate de toda la actualidad en www.alertaurbana.com.ar

COMPARTIR:

Comentarios