Lunes 12 de Abril de 2021

Hoy es Lunes 12 de Abril de 2021 y son las 04:24 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

SOCIEDAD

25 de septiembre de 2020

Polémica en Francia: apartaron a un profesor tatuado hasta los ojos porque le da “miedo a los niños”

🗣(Compartí con nosotros tus comentarios, denuncias, fotos y videos al WhatsApp 3624100411)

Sylvain Hélaine, sin embargo, cree que les enseña sobre tolerancia y respeto.

Dicen que Sylvain Hélaine, alias Freaky Hoody, es “el hombre más tatuado de Francia”. Pero también trabaja desde hace 12 años como docente suplente en la región parisina y su apariencia sorprendente -tiene tatuado hasta los ojos y la lengua- genera polémica. Según publicó el diario Le Parisien, fue apartado después de que algunos padres se quejaran de que “da miedo a los niños”.

Hélaine, de 35 años, está siempre listo para dirigirse a la escuela donde haga falta algún suplente. Hasta ahora sus alumnos tenían edades comprendidas entre los 2 y los 12 años, pero tras quejas de algunos padres, se decidió que solo enseñara a nenes de más de 6.

“Los inspectores ya no quieren que vaya al jardín de infancia. No quieren correr ningún riesgo”, declaró al canal BFMTV. Sin embargo, con “los padres de los niños que tengo en clase, está todo bien”, explicó.

“Nadie se queja directamente conmigo. Siempre lo hacen de manera muy valiente, con cartas enviadas a la dirección o a los diarios... Y cada vez, son padres de niños que no tengo como alumnos, pero que me cruzan en la escuela. Y a los adultos en cuestión no les importan mis habilidades, sólo les indigna mi apariencia”, declaró a la cadena pública France3.

Según afirma, cuando entra en un aula, siempre hay algunos segundos de sorpresa, pero apenas comienza a hablar las cosas fluyen con naturalidad. La inmensa mayoría de niños no tiene problemas con su aspecto físico, aseguró.

Apartado porque un chico dijo que “tuvo pesadillas”
No obstante, una vez lo apartaron de su cargo durante 7 semanas después de que un nene al que se cruzó en un pasillo dijera que "tuvo pesadillas” y hay “dos o tres escuelas que no lo quieren”, contó Hélaine.

El tatuaje, una pasión
Ya era maestro cuando se hizo su primer tatuaje, a los 27 años, durante un intercambio en el Reino Unido. Entonces se sorprendió con la afición de los británicos por los tatuajes y el hecho de que allá “nadie te va a decir nada” sobre tu look. Pronto el romance se volvió una pasión que cubrió todo su cuerpo, incluido el cráneo, la cara, la lengua, las orejas, el interior de las manos y los dedos y hasta los ojos. “No es adicción, es pasión”, aseguró. “Un fuego interior, como estar enamorado”.

Metódico, Sylvain sabe exactamente cuanto le llevó tener este look: 470 horas en los estudios de tatuaje y unos 57.000 euros. “La tinta” se llevó la mayor parte de su sueldo durante años.

Ser lo que quiere ser le significó también varios sacrificios: “Hace 15 años que no me tomó vacaciones, casi nunca salgo, salvo para ir al cine de vez en cuando. No tengo auto. También son sacrificios sociales y diarios. Y viví con mi madre hasta los 33 años”, declaró.

Para tatuarse los ojos y tener esta mirada casi de ciencia ficción, tuvo que viajar a Suiza ya que en Francia la práctica está prohibida por ser considerada muy invasiva y peligrosa. El mismo reconoció que se corre el riesgo de quedarse ciego.

Otro tatuaje problemático fue la lengua, que “triplicó su tamaño”. Durante varios días no podía hablar y le dolía abrir la boca." “Aún no cicatrizó después de un año y medio”. “Quizás tenga un cáncer a los 70”, dijo.

Una doble vida
Sylvain no es solo maestro. Tiene una “doble vida artística” y como Freaky Hoody participa de eventos, fiestas, convenciones de tatuajes, hace de modelo y hasta actuó en películas y series como Sense8. “Pude charlar con Lana Wachowski, codirectora de Matrix, cara a cara durante quince minutos”, destacó.

“Hasta aprendí a escupir fuego. Todo esto me dio una segunda vida en la que me divierto. La mayoría de los profes sólo hacen este trabajo: viven siendo profes, comen como profes, se casan con profes. Es completamente deprimente”, aseveró.

Según recalca Hélaine, la ley francesa no prohíbe los tatuajes de los maestros, aunque sí la exhibición de signos religiosos como la cruz o un velo islámico las mujeres: “Solo hay que ir vestido de manera correcta". "También debemos defender la diferencia y la libertad”, insistió.

“Conmigo, los niños aprenden mucho sobre la tolerancia y el respeto”
“Sufrí una discriminación que esperaba sufrir. Mis tatuadores me habían advertido que la mirada de la gente cambiaría cuando me tatúe las manos y la cara. Lo sospechaba, pero la pasión fue más fuerte”, dijo. Para él tatuarse es “algo egoísta”, que hace solo para él mismo. "Es mi cuerpo y hago lo que quiero'', dijo.

Sylvain quiere que se le trate con tolerancia y se le juzgue sólo por su capacidad didáctica y su rendimiento profesional, y no por su aspecto.

“Los niños que me ven aprenden mucho sobre la tolerancia y el respeto hacia los demás. Sin quererlo, solo estando en contacto con ellos, quizás hay más chances de que en el futuro no sean racistas, homofóbicos, o que no miren de a los discapacitados como si fueran bichos raros”, aseguró en una entrevista con la agencia de noticias AFP.

Freaky Hoody no piensa parar. Como los espacios en blanco son cada vez menos en su piel, ya empezó una “segunda capa” de tatuajes, “más abstractos”. “Seguramente acabaré todo negro a los 80 años”, concluyó.

Fuente: www.tn.com.ar

COMPARTIR:

Comentarios