Jueves 25 de Abril de 2024

Hoy es Jueves 25 de Abril de 2024 y son las 07:54 - ALERTA URBANA ...DE LUNES A VIERNES DE 09 A 13 POR FM GUALAMBA 93.7 MHZ.- LO QUE TENES QUE SABER ESTA EN ALERTA URBANA

  • 20.4º

5 de agosto de 2023

Un torso, un peluche y una tarjeta del Día del Padre en una valija: el crimen satánico de Vanesa Giunta

Los restos de la mujer fueron arrojados en una maleta al Riachuelo en agosto de 2007. Un supuesto “espíritu maligno” la había señalado “culpable” de una infidelidad. Su propia familia la asesinó.

Un día invernal de 2007, hace ya 16 años, una valija que apareció flotando en el Riachuelo a la altura de La Matanza fue el presagio de lo se recordaría después como uno de los crímenes más espeluznantes de la historia argentina. En el interior del equipaje solo encontraron el torso de una mujer, un osito de peluche y una tarjeta del Día del Padre.

Los restos de la víctima permanecieron como “NN” durante meses hasta que, recién a principios del año siguiente, le pudieron poner nombre y apellido al horror. Se trataba de Vanesa Giunta, una mujer de 27 años que había sido torturada, quemada y descuartizada en un departamento de Villa Lugano en medio de un ritual satánico.

Con el avance de la investigación se determinó que Vanesa no había sido víctima de un asesino misterioso sino de personas de su círculo más cercano. Su novio, la tía de él y la pareja de la mujer fueron condenados por la Justicia a la pena de prisión perpetua en mayo de 2010. El desencadenante del crimen había sido una supuesta infidelidad.

El nombre de Vanesa Giunta ingresó en el radar de la Justicia en febrero de 2007, pero entonces la causa era por averiguación de paradero y recayó en la Fiscalía de Instrucción Nº11 de Juan Andrés Necol. Sin embargo, la investigación dio un vuelco inesperado a partir de la declaración de un testigo que aseguró que Guinta había sido asesinada, dio detalles precisos de cómo la habían matado, pero además señaló el lugar en donde habían sido descartados sus restos: las costas del río Matanza

Fue entonces cuando las piezas del rompecabezas empezaron a encajar y los investigadores pudieron vincular el caso de la mujer desaparecida con el contenido macabro dentro de la valija que había encontrado un hombre que se dedicaba a limpiar la orilla del río, en las cercanías de la Isla Maciel. La testigo clave que facilitó el esclarecimiento del hecho había sido una adolescente de 18 años en ese momento llamada Yoana Bustos, hija de la mujer que resultó condenada a la pena máxima por el crimen de la víctima.

“El espíritu maligno” La reconstrucción ubicó a todos los protagonistas de la trágica historia en un departamento del quinto piso del edificio ubicado en las calles 2 de abril y Montiel del Barrrio Piedrabuena en Lugano. Ese era el domicilio de Stella Maris Bustos, tía de la pareja de Vanesa y padre de sus dos hijas, Julio César Bustos.

Seguinos de lunes a viernes de 9 a 13 hs por FM GUALAMBA 93.7 MHZ y a través de la página web www.fmgualamba.com.ar (Compartí con nosotros tus comentarios, denuncias, fotos y videos al WhatsApp 3624100411/ 3624622442) Seguinos y enterate de toda la actualidad en www.alertaurbana.com.ar

COMPARTIR:

Comentarios