Martes 28 de Junio de 2022

Hoy es Martes 28 de Junio de 2022 y son las 22:09 - ALERTA URBANA ...DE LUNES A VIERNES DE 09 A 13 POR FM GUALAMBA 93.7 MHZ.- LO QUE TENES QUE SABER ESTA EN ALERTA URBANA

  • 11.6º

ACTUALIDAD

8 de marzo de 2022

Las mujeres privadas de su libertad están invisibilizadas y sobrellevan una doble carga

🗣(Compartí con nosotros tus comentarios, denuncias, fotos y videos al WhatsApp 3624100411)

Hilda Presman -de ella se trata- es una militante social y de los Derechos Humanos de Corrientes. Su labor en estas luchas la hacen reconocida, la hacen respetada. Por eso también es muy particular su mirada sobre el Día Internacional de la Mujer Trabajadora que se conmemora hoy.

Hilda Presman es una reconocida militante de los Derechos Humanos de Corrientes. Desde una perspectiva distinta reflexionó sobre el Día Internacional de la Mujer Trabajadora que se conmemora hoy. Lo hizo desde la realidad de las mujeres presas. “Vemos una Justicia que tiene un sesgo machista y con falta de perspectiva de género”, advirtió.

Su extensa y profunda militancia habla de la coherencia. Su compromiso muestra un sólido activismo por los Derechos Humanos y una reacción tan tenaz como natural ante las causas injustas. Muchas veces incluso es la voz de los anónimos.

Hilda Presman -de ella se trata- es una militante social y de los Derechos Humanos de Corrientes. Su labor en estas luchas la hacen reconocida, la hacen respetada. Por eso también es muy particular su mirada sobre el Día Internacional de la Mujer Trabajadora que se conmemora hoy.

“Me gustaría hablar, más que desde mi militancia en general en Derechos Humanos, desde mi militancia vinculada a la situación de las personas privadas de su libertad”, fue lo primero que propuso Hilda del otro lado del teléfono cuando se le planteó hacerle la nota para tener expresiones suyas sobre este 8-M.

“No siempre se reflejada la situación de las mujeres presas”, acotó. Y es cierto. Tan indiscutible como una frase que luego quedará resonando en medio de la entrevista: “Las mujeres privadas de su libertad son invisibilizadas y sobrellevan una doble carga: deben cumplir su condena y desde adentro también ser -muchas veces- el sostén de su familia”.

Casi como un correlato de su vida de militancia por los DD.HH., Hilda quiere transformase en un conducto para transmitir parte de la vida y las penumbras de las mujeres presas.

Esa es otra manera de reivindicar la lucha de la mujer. Es una forma distinta de reflexionar sobre esta fecha, de ver lo mucho que se consiguió, pero también lo mucho que aún resta por cambiar.

¿Qué significado tiene esta fecha?

Comparto la mirada respecto de hacer una conmemoración de una jornada de lucha. No es una cuestión ni frívola ni de salutaciones banales a las mujeres: no es un día para que te reciban con una poesía o con un ramo de flores, sino que en realidad es la reivindicación de los derechos de las mujeres trabajadoras.

Lo primero, entonces, es que no es el Día Internacional de la Mujer, sino es el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. En realidad, significa la equiparación de derechos, sobre la base de que hay una infinidad de situaciones de la vida cotidiana en donde hay doble y triple carga para las mujeres, en cuanto a su condición, y sobre todo en estos tiempos, que es ser sostén del hogar. Es un todo un tema a considerar.

¿Son tiempos cada vez más complejos en este sentido?

En estos últimos tiempos hay muchas familias monoparentales en las que son el sustento del hogar las mujeres. Entonces, la mujer tiene que sostener el hogar, debe trabajar y cumplir su rol maternal, como también una serie de cuestiones.

Pero, además, en esta situación de tener que lidiar con la familia, con los hijos solos y con ser el sostén del hogar, las hace mucho más vulnerables, mucho más frágiles ante un sistema de Justicia que es uno de los estamentos del Estado en el que se nota más el sesgo patriarcal y machista.

Es decir, tenemos una Justicia que le falta -fundamentalmente- perspectiva de género.

¿Y qué ocurre en las cárceles de mujeres?

Yo estoy muy acostumbrada en visitar las cárceles de varones. En la Unidad Penal se ve sobre todo hombres jóvenes, de los sectores empobrecidos, que por alguna razón no han encontrado recursos para sobrellevar su vida y delinquen.

Pero en el caso de las mujeres, partimos de una primera base: numéricamente son invisibles. Es decir, tenemos una población penal en la provincia de alrededor de dos mil personas privadas de su libertad, de las cuales cien son mujeres. Lo cual es un porcentaje bastante minoritario. Y eso las hace invisibles.

Las invisibilizan a la hora de plantearse políticas de estado alrededor de qué hacer con las mujeres que están en conflicto de la ley. No hay lugares de alojamientos para las mujeres.

¿Por qué se da esta situación?

El Estado y todo el sistema patriarcal, además, tienen otras formas de sometimiento a las mujeres que no son la de privación de la libertad. La mujer está sometida por otros mecanismos. No es el principal el criminalizar una persona en la cárcel, como sí puede ser en el caso de la población masculina joven.

Porque el poder patriarcal sobre la mujer la ejerce el padre, el hermano, el novio, el marido, y en última instancia ella acompaña a delinquir a su entorno. Eso es parte de las razones por las cuales las mujeres están menos encarceladas que los hombres.

 

📻Seguinos de lunes a viernes de 9 a 13 hs por FM Gualamba 93.7 Mhz o a través de la web www.fmgualamba.com.ar
🗣(Compartí con nosotros tus comentarios, denuncias, fotos y videos al WhatsApp 3624100411)
Seguinos y enterate de toda la actualidad en www.alertaurbana.com.ar

 

 



COMPARTIR:

Comentarios