Miércoles 14 de Abril de 2021

Hoy es Miércoles 14 de Abril de 2021 y son las 20:21 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

MUNDO ANIMAL

18 de febrero de 2021

Las orcas devoran tiburones blancos y podrían estar detrás de su desaparición en súdafrica

Este superdepredador del océano podría estar orillando a la extinción a poblaciones enteras de tiburones blancos, encontrados sin vida en Sudáfrica.

Hace un par de años, una serie de cadáveres huecos de tiburones blancos encallaron en las costas sudafricanas.

Desmembrados y sin hígados, las olas los arrojaron a la arena. Pareciera que el superdepredador marino estuviera siendo asechado por una especie más voraz. Ante estas apariciones extrañas, Alisa Schulman-Janiger decidió investigar el caso.


Como investigadora adjunta especializada en biología del Museo de Historia Natural del condado de Los Ángeles, Schulman-Janiger tenía un presentimiento de estos avistamientos. Recordó que, en 1997, toda la población de tiburones blancos abandonó de súbito su hábitat natural, en las cercanías del archipiélago.

En octubre de ese año, coincidentemente, se documentó el primer el primer avistamiento de orcas devorando tiburones blancos. El acontecimiento desconcertó a los biólogos marinos, ya que esta especie de tiburones se habían posicionado como los más letales de los mares. Desde aquel incidente voraz, diversos científicos en el mundo se dedicaron a investigar cuál era la motivación de las ballenas para devorar los hígados de sus contrincantes blancos.

Fue entonces que Alisa Schulman-Janiger cayó en la cuenta. «Pensé que era un déjà-vu», destacó. Y quizás lo hubiera sido: el episodio ya se había visto antes. A partir del incidente del ’97, la perspectiva de la relación que guardan las orcas con los tiburones blancos cambiaría para siempre.

 

El verdadero superdepredador de los mares
Para 2017, el mismo patrón de comportamiento se había repetido: cinco tiburones blancos había aparecido sin vida (y sin hígado) en las costas del Cabo Occidental sudafricano. En esa ocasión, nadie presenció la matanza de los animales. Sin embargo, dados los acontecimientos en las últimas décadas, las orcas fueron las primeras sospechosas.

Actualmente, el 14 % de las especies de tiburones están amenazadas en Sudáfrica. Ya sea por la caza furtiva, la pesca indiscriminada o el hambre de las orcas, diversos tipos de tiburones han reducido sus poblaciones hasta límites alarmantes. De acuerdo con Anderson, la interacción entre estos dos depredadores puede afectar a la cadena trófica, que se refiere al ciclo natural descrito cuando un animal pasa sus nutrientes al otro al ser ingerido como alimento.


Esto podría producir un desequilibrio en los ecosistemas naturales de estas especies. La razón fundamental es que los tiburones buscan protección en otras zonas y al llegar, se comen a los lobos marinos cuando todavía no alcanzan su periodo reproductivo. Sin embargo, todavía no existe información suficiente para determinar una solución alternativa para mitigar la extinción de estos animales, o devolver la estabilidad a las profundidades marinas sudafricanas.

Fuente: Natiomnal geographic 

COMPARTIR:

Comentarios