Jueves 21 de Octubre de 2021

Hoy es Jueves 21 de Octubre de 2021 y son las 10:52 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

  • 24.8º

HISTORIAS

11 de julio de 2021

La fascinante historia de los dujobores

Promotores de la no violencia y el igualitarismo, este grupo étnico-religioso se separó de la Iglesia ortodoxa y huyó a Canadá perseguido por los emperadores

En lo alto de un acantilado sobre el río Columbia en el oeste de Canadá, a las afueras de la pequeña ciudad de Castlegar, hermosas armonías llenaban el aire.

Estaba sentada en el jardín del Centro de Descubrimiento Dujobor debajo de una estatua del gran novelista ruso León Tolstói, escuchando una grabación de un coro a cappella cantando un salmo inquietante. Sonaba como una versión multipista de Crosby, Stills & Nash en ruso.

Ubicado a siete horas en automóvil al este de Vancouver, el Centro de Descubrimiento Dujobor ocupa un hermoso conjunto de edificios de ladrillos rojos flanqueados por campos bien cuidados y manzanos retorcidos.

Una paloma blanca estampada en el costado de un granero ofrece la bienvenida, y un letrero que dice “Trabajo y vida pacífica” sobre el porche de entrada señala la atmósfera de tranquila diligencia en el interior.

Envolviendo un patio cubierto de hierba, varias salas de exhibiciones cuidadosamente seleccionadas muestran el largo viaje de los dujobores desde Rusia a Canadá y el estilo de vida comunal muy unido que alguna vez fue su sello distintivo.

Conocidos en Canadá por su pacifismo, vegetarianismo y dulces coros en ruso, los dujobores evaden una clasificación ordenada.

Algunos historiadores señalan sus similitudes con los cuáqueros y los menonitas. Otros se refieren a ellos como proto hippies.

Poseedores de una fuerte ética de trabajo, durante mucho tiempo han sido admirados por sus habilidades en carpintería y agricultura. Cuando el gobierno canadiense buscaba agricultores pioneros para asentar su accidentado interior en la década de 1890, no había mejores candidatos.

Pacifismo
“La creencia más central es que el espíritu de Dios habita dentro de cada ser viviente”, aseguró Dutchak.

“Este principio se presta a una serie de creencias religiosas de los dujobores, incluido el rechazo de los iconos religiosos, el énfasis en la igualdad y la colectividad, así como la no violencia y el pacifismo”, indicó.

Dutchak fue criado como católico, pero su abuela provenía de una comunidad de dujobor en Saskatchewan. Se sintió atraído por la religión después de experimentar uno de los festivales del Día de San Pedro de Castlegar, una celebración de oración, canto y cocina rusa que se celebra cada mes de junio.

“Me atrajeron sus ideas sobre la igualdad y el pacifismo. En la década de 1960, los dujobores ayudaron a organizar vigilias por la paz en Canadá y hoy continúan afirmando su identidad a través del pacificismo”, dijo.
Dutchak pasó a aprender ruso y a escribir una tesis de maestría sobre la cultura dujobor. Comenzó a cantar en un coro y reconectó con sus raíces.

“Para mí, los dujobores siguen siendo muy relevantes. Tienen mucho que ofrecer a la sociedad contemporánea”, manifestó.

Sal, pan y agua
Entre 1899 y 1938, los dujobores prosperaron en docenas de aldeas agrarias independientes en Canadá.

El Centro de Descubrimiento es esencialmente una reconstrucción de una de sus comunidades autosuficientes únicas. En el interior, existen un conjunto de austeros dormitorios, graneros llenos de viejos implementos agrícolas, un horno de leña para hacer pan y varias ruedas giratorias similares a los Rumpelstiltskin que se usaban para hacer las túnicas y los chales distintivos que dujobores todavía usa en ocasiones especiales.

Dutchak señaló una mesa que contenía los “elementos de la vida” de sal, pan y agua, los únicos adornos permitidos en las moleniyas dujobor (reuniones de oración), que tienen lugar en habitaciones sencillas en lugar de iglesias ornamentadas. “La Biblia se considera más un texto histórico que un libro sagrado”, dijo. En lugar de recitarlo, el grupo canta salmos.

Luchadores espirituales
Las raíces de los dujobores se remontan a principios del siglo XVIII en la Rusia imperial.
Era una secta cristiana disidente que rechazó la liturgia de la iglesia ortodoxa, se ganó la reputación de "alborotadores" cuyas opiniones igualitarias estaban en desacuerdo con la represiva sociedad de servidumbre de Rusia.

Fue a finales del siglo XVIII cuando un arzobispo ortodoxo comenzó a referirse a ellos como “dujobores” o “luchadores espirituales”. Concibió el término como despectivo, pues estaban luchando contra el espíritu, pero con el tiempo los dujobores acogieron el nombre y redefinieron su significado: estaban luchando con el espíritu para encontrar la verdad.

En el siglo XIX, el grupo fue exiliado primero al Mar Negro y luego a la región del Cáucaso en la periferia del extenso Imperio Ruso, donde vivieron de forma independiente en pequeñas aldeas adoptando el lema de “trabajo duro y vida pacífica” que llegó a definirlos.

El cambio se produjo en la década de 1890 cuando la aparición de un nuevo líder carismático de dujobores, Peter “Lordly” Verigin, coincidió con la ascensión de Nicolás II al trono imperial de Rusia.
Nicolás II insistió en un juramento de lealtad de grupos de todo el Imperio. Siempre resistentes a la interferencia estatal, los dujobores se negaron y, en 1895, siguiendo las instrucciones de Verigin (que había sido exiliado a Siberia en 1887), destruyeron todas sus armas en protesta.

A medida que se intensificaba la hostilidad del gobierno ruso, Tolstoi y los cuáqueros británicos intervinieron para ayudar a la emigración de dujobores a Canadá.

Tierra de todos
Alrededor de 7500 del grupo llegaron en cuatro barcos a principios de 1899, acordando establecerse y cultivar el territorio no desarrollado en el interior con dos condiciones: estar exentos del servicio militar y que se les permitiría poseer sus tierras en comunidad.

Inicialmente se trasladaron a las praderas de Saskatchewan, donde Verigin se unió a ellos en 1902, pero, después de que el gobierno provincial incumpliera su promesa de permitir la propiedad colectiva de la tierra en 1908, Verigin condujo a la mayor parte del grupo al oeste de Columbia Británica en una de los más grandes migraciones internas organizadas en la historia canadiense.

Allí, echaron raíces en una pequeña comunidad bautizada como Brilliant junto a la naciente ciudad de Castlegar.
En Brilliant se puede ver la tumba de Peter Verigin y admirar el Puente Colgante Brilliant, construido por los dujobores en 1913 para unir comunidades a ambos lados del río Kootenay.

Pastoral y diminuta, la aldea y sus alrededores una vez sostuvieron una comuna de alrededor de 6000 dujobores centrada en un elevador de granos y una fábrica de mermeladas.

La fábrica desapareció hace mucho tiempo, pero el puente se ha reencarnado como un sitio histórico nacional. En un gran letrero interpretativo, leí cómo fue construido en cinco meses por 100 voluntarios dujobor utilizando hormigón armado y cables de alambre empaquetados.

Lo que queda
Si bien solo un puñado de Doukhobors permanece en Brilliant hoy, el pueblo conserva un centro cultural administrado por la Unión de Comunidades Espirituales de Cristo (USCC), una sociedad caritativa que mantiene viva la herencia dujobor a través de artes, artesanías e iniciativas humanitarias.

El centro actúa como un centro comunitario, que alberga no solo reuniones de oración, sino también banquetes, presentaciones de coros, bodas y funerales.

“Los miembros participan en los servicios regulares de oración los domingos, mientras que los grupos de cocina preparan pan, lapsha (fideos) y borshch (sopa de remolacha)”, explicó Vera Kanigan, quien es miembro desde hace mucho tiempo de la comunidad dujobor de Castlegar y habla ruso.

“Hay varios coros organizados, así como grupos que organizan y participan en actividades de promoción de la paz, la justicia ambiental y social. Un grupo de hombres se reúne para hacer ataúdes y otras artesanías de madera, y el centro cultural ofrece un programa preescolar en ruso”, agregó.

La tumba de Verigin ocupa un cuidado jardín de flores en un promontorio rocoso directamente sobre el puente.

El líder espiritual murió en la explosión de un tren, en 1924, que tenía todas las características de un asesinato selectivo. Misteriosamente, el caso sigue sin resolverse.

Depresión
En la década de 1920, los debates sobre la propiedad de la tierra y la asimilación cultural habían provocado fisuras en el movimiento dujobor de Canadá.

Un pequeño grupo disidente llamado Hijos de la Libertad se separó y se embarcó en una serie de protestas radicales que incluyeron ataques incendiarios y desfiles de desnudos.


Al protestar contra la invasión del materialismo y la absorción de sus hijos en el sistema educativo canadiense, sus acciones atrajeron notoriedad y atención negativa en la prensa.

También llevó a muchos de los Hijos de la Libertad a la cárcel y afectó a los dubojores en general, respetuosos de la ley, que a menudo se confundían erróneamente con ellos.

La gota que colmó el vaso llegó, en 1938, cuando la Gran Depresión, junto con una mala gestión financiera, llevó a la ejecución hipotecaria de todas las propiedades de los dujobores.

Su tierra de propiedad colectiva, comprada por Peter Verigin en 1908, fue rápidamente requisada por el gobierno canadiense. Las aldeas de los dujobores se disolvieron gradualmente y sus habitantes se asimilaron a la cultura canadiense.

Con un plato de sopa
Se dice que hay entre 20.000 y 30.000 dubojores en Canadá en la actualidad, aunque solo alrededor de una décima parte sigue las prácticas espirituales.

“Aparte de Castlegar, se pueden encontrar comunidades en Grand Forks, Columbia Británica y Calgary, Alberta. También hay comunidades dujobor en Saskatoon y Verigin en Saskatchewan, donde hay otra aldea patrimonial”, dijo Dutchak.

Si bien la vida en comunidad es cosa del pasado, hay indicios alentadores que sugieren que la cultura sobrevivirá, y no solo en los archivos de un museo. A través de festivales, comida, reuniones religiosas y cantos grupales, el Centro de Descubrimiento Dujobor de Castlegar impulsa con entusiasmo las actividades interactivas.

“Empleamos entre dos y seis estudiantes como guías de verano, y el borshch, pyrohi (bolas de masa hervida de papa) y lapsha hechos por miembros de la comunidad se sirven en nuestro bistró del lugar, que con suerte podrá abrir de nuevo a finales de este verano”, indicó Dutchak.

“En 2019, incluso organizamos una competencia de cocina de borshch en la que los participantes llevaron su borshch casero para compartir con los visitantes y los jueces”, manifestó.

 

 

 

 

 


📻Seguinos de lunes a viernes de 9 a 13 hs por FM GUALAMBA 93.7 MHZ y a través de la página web
www.fmgualamba.com.ar 
🗣(Compartí con nosotros tus comentarios, denuncias, fotos y videos al WhatsApp 3624100411)/ Fijo (área Resistencia) 4573782/ (interior provincial) 3624-573782 
Seguinos y enterate de toda la actualidad en www.alertaurbana.com.ar

COMPARTIR:

Comentarios