Jueves 26 de Noviembre de 2020

Hoy es Jueves 26 de Noviembre de 2020 y son las 01:42 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

  • 22.8º
  • Despejado

SOCIEDAD

21 de noviembre de 2020

Un enfermo terminal llamó a la policía para confesar un crimen cometido hace 25 años

El caso permanecía abierto desde 1995 y el hombre dijo que quería “sacarse un peso de encima

“Quiero confesar un crimen que cometí hace años”, escuchó el detective Sean Mukaddam,especialista en casos antiguos de la policía de Decatur, Alabama, al levantar el teléfono. Del otro lado de la línea le hablaba Johnny Dwight Whited, de 53 años. Se trata de un enfermo terminal que quiso quitarse el peso de su crimen antes de morir.

 

Whited no recordaba la fecha en la que había cometido el crimen, pero sí dónde lo había cometido, en una zona boscosa cerca de la ciudad, según el New York Times.

Violó y asesinó en la cárcel a un pedófilo que abusó de casi 200 nenes “para que sintiera lo que les hizo”

El detective tuvo que repasar todo el archivo de crímenes sin resolver hasta descubrir que el caso que confesaba Whited era el de la muerte de Christopher Alvin Dailey, asesinado de un tiro en la cabeza el 26 de abril de 1995. Su auto había sido recuperado en el río Tennessee.


“No sabía la fecha ni el año”, dijo el detective Mukaddam al times. “Estábamos luchando para tratar de averiguar de qué estaba hablando”, explicó.

También quisieron asegurarse de que Whited no era un “buscafama”. “Hicimos algunas preguntas específicas para ver si estaba diciendo la verdad o si era alguien que estaba tratando de ganar notoriedad”, agregó.

Whited fue finalmente el miércoles con los detectives al lugar donde habían encontrado el cuerpo de Dailey en 1995 y participó de la reconstitución del crimen, dijeron las autoridades.

Una psicóloga asesinó a sus gemelas de siete años y luego se suicidó

Tras comprobar la verosimilitud de su relato, Whited fue detenido, acusado de asesinato e internado en una prisión estatal.

“Nunca tuve una situación así en la que simplemente levanto el teléfono y recibo una llamada como esa, en la que el sospechoso me llame de la nada y quiera confesar”, dijo el detective Mukaddam, aún sorprendido por el desenlace de este cold case.

Según explicó, los investigadores nunca habían identificado a ningún sospechoso potencial en el caso, pese a que lo revisaron varias veces en el último cuarto de siglo. No tenían ni la menor pista.

Por ahora no trascendió el móvil del asesinato. Whited y Dailey, según The New York Times, no se conocían cuando se produjo.

Mukaddam, que poco después informó a la familia de la víctima que habían atrapado al asesino, dijo al diario neoyorquino que Whited “estaba arrepentido” y que antes de morir quería “quitarse ese peso de encima”. El detective le restó importancia a su papel y celebró que finalmente “pudo darle un cierre” a la familia de Dailey después de 25 años.
fuente: tn

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios